@Enrique Moreno Esquibel, Bilbao 2013

“Besos” © Enrique Moreno Esquibel, Bilbao 2013

Su pie izquierdo se adelanta, como hacen sus manos, apenas adentrándose en ella: él es interrogante y exclamación, es inagotable y ávida ignorancia, deseo apresurado, carne e ímpetu, y en todo ello hay mucho de leal simpleza. Ella es la pausa, el deseo que incita y sosiega, la musa sobreelevada de Braudillard: no es la seducción, es el retraso en la seducción lo que seduce.

Y ella, naturalmente, lo sabe.

La foto expresa el decurso del tiempo. No es instantánea, sino producción de un relato. Ni capta ni resume, ni atrapa ni retiene: sugiere un beso continuo, eterno e inconcluso, permanentemente esbozado, irretratable. Toda la carnalidad de esos labios que confluyen en esos otros es Verbo,  y verbo en fuga, y por eso él intenta acariciar con delicada caligrafía, como un niño se esmeraría sobre un papel blanco en la proximidad de un tintero.

En el beso, incluso el hombre más viejo sería siempre más joven que ella.

Y ella, naturalmente, lo sabe.

En la seducción, nos dice el retratista, nada es lo que parece, sino que sólo la propia apariencia resulta incontestable. Parece que estos se besan, pero en realidad solamente creen amarse; no existe ese momento, sino su evocación, su recuerdo, su sueño: sólo dos desconocidos debieran besarse así, con esa insolente desnudez y esa aparente capacidad de redención, de perdón de los pecados.

Y ese silencio. Esos besos acontecen, pero no existen realmente. No se retratan: se escriben. No se miran, creen verse.

Y a ellos, a los actores de esa obra que creemos conocer y haber vivido antes, se les otorga una luz, y una hora, y una penumbra y un frío; y de ellos se piensa que se despiden, no que se encuentran; que culminan, no que inician; y muchas cosas y muchas palabras, y muchas pulsiones se entrecruzan en sus miradas cerradas. Pero todas las ponemos nosotros.

Pues no es un beso: es como todos quisiéramos habernos besado.

No es una foto: es como todos quisiéramos saber contarlo.

 

©Joseba Lopezortega Aguirre, Bilbao, 2013 – http://wp.me/Pn6PL-3p